Actualización de la situación de Gabriel Pombo Da Silva

El 13 de junio 2012, tras distintas operaciones contra otros compañeros, el Estado italiano lanzó una oleada de represión contra decenas de anarquistas, denominada Ardire (también conocida en el estado español como Osadía, de su traducción), que llegó a 40 registros, 24 imputaciones y 8 encarcelaciones. Esta vez, pretendieron incluso darle una dimensión suplementaria, inculpando a compañeros y a encarcelados en varios países europeos, como Grecia, Suiza y Alemania. Como es habitual, el Estado pretende ver su cara autoritaria en la sonrisa de sus enemigos irreductibles, construyendo por ejemplo roles de jefes, de ejecutantes y de coordinadores en el seno de una enésima “asociación terrorista” allí donde existen afinidades, correspondencia con los presos, luchas y voluntades de pelea. Es de este modo que Gabriel Pombo da Silva y Marco Camenisch, encarcelados desde largos años se encuentran en esta investigación tras una huelga de hambre internacional realizada en diciembre del 2009, tratados de “símbolos y puntos de referencia de un nuevo proyecto subversivo” del que ellos serían “los ideólogos y los propulsores”.

Después de 20 años pasados en las jaulas españolas (de los cuales 14 en régimen FIES) de las que conseguirá huir, Gabriel es detenido en 2004 después de un control y de un tiroteo con la policía en Alemania. Él cumplirá 9 años suplementarios en este país. Extraditado a España el 25 de Febrero 2013 en virtud de la Euroorden (orden de detención europea) lanzada por este país diez años antes para que acabara de purgar la pena que le esperaba, Gabriel fue citado dos meses más tarde frente a la Audiencia Nacional, esta vez ¡para notificarle una orden de detención europea lanzada contra él por Italia en marzo en el marco de la operación Ardire! Gabriel ha rechazado por supuesto ser enviado voluntariamente ahí. Puesto que él no renunció al “principio de especialidad” como dicen en sus códigos feroces, la justicia anti-terrorista española tuvo que recurrir ante sus homólogos alemanes, en enero 2014, la autorización de librarlo a Italia.

El 17 de enero, en la vertiente de la investigación de la operación “Ardire” gestionada desde Perugia, la inquisidora Comodi finalmente pidió el “no ha lugar a proceder” por la acusación de “asociación terrorista”, mientras que en el sumario principal trasladado a Milán, el 8 de abril el tribunal levantó todas las medidas restrictivas (obligación de firmar, asignación de residencia, prohibición de salir del territorio) contra los compañeros. Después de un circo que costó un año de vida para algunos, e incluso más para otros, este mismo tribunal ha levantado el 18 de abril la euroorden italiana contra Gabriel.

Todas estas peripecias de terrorismo de Estado europeo y de sus lacayos en toga no deberían hacernos olvidar que Gabriel sigue estando encarcelado en régimen FIES desde su traslado a la cárcel de A Lama (Galicia) en agosto de 2013. Su correspondencia está siempre sometida a los caprichos de los carceleros (tanto de salida como de entrada), las actividades son igualmente restringidas con total arbitrariedad, todo en un talego reputado por su elevado número de “muertes súbitas”…tal apareció muerto en su jerga obscena. Para acabar, con respecto a la demanda de conocer la fecha final de pena para Gabriel, la justicia y la administración penitenciaria continuan jugando sus jueguecitos mezquinos de la tortura a fuego lento, cambiando regularmente sus cálculos de verdugos. Por el momento ésta está fijada en…2023.
En realidad, estas diferentes medidas son una advertencia lanzada contra todos los que se rebelan. Se trata a la vez de un acoso particular contra uno de nuestros compañeros* (“cada vez más peligroso”, como ellos dicen, de un anarquista que 29 años pasados tras los barrotes no han hecho doblegar), pero también de un castigo demasiado común contra aquellos que no se someten. Porque las cabezas tienen que estar bajadas, las bocas amordazadas y los ojos cerrados, dentro como fuera. A menos que…

¡Abajo todos los Estados, el encierro, la policía y los tribunales,
Libertad para todas y todos!

Anarquistas solidarixs,
18 mayo 2014

Para escribirle, incluso si él no puede responder y preferentemente por correo certificado para evitar que las cartas acaben en la cuenta de pérdidas y ganancias (textos, opúsculos y libros no entran por correo):

Gabriel Pombo Da Silva
CP A-Lama (Pontevedra)
Monte Racelo s/n 36830 A-Lama (Pontevedra)

*Detenidos el pasado noviembre, otros dos compañeros Mónica y Francisco están también encarcelados en régimen FIES. Trasladado tres veces en 6 meses, él se encuentra todavía en aislamiento.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *